NY Cheesecake

La auténtica cheesecake americana. El paraíso de los amantes de la tarta de queso. Suave y esponjosa, se deshace en la boca con cada bocado. Te transporta directamente al típico bar newyorkino. Aunque curiosamente la receta la he tomado prestada de uno de mis chefs británicos favoritos: Jamie Oliver. En este caso no he añadido nada de mi cosecha porque la receta original es casi inmejorable. Os la cuento:

Ingredientes

250 gramos de galletas “Digestive”

150 gramos de mantequilla sin sal

115 gramos de azúcar

3 cucharadas soperas de “Maizena”

900 gramos de queso “Philadelphia Original”

2 huevos grandes

115 ml de nata para montar

1 vaina de vainilla

Ralladura de 1 limón

400 gramos de arándanos

3 cucharadas soperas de azúcar

Paso a paso

Antes de meternos en harina, hagamos la “mise-en-place”. En este caso, sólo necesitaremos pesar las galletas, la mantequilla, el azúcar, el queso philadelphia y los arándanos. Medimos también la nata montada. A continuación machacamos las galletas (la forma más sencilla de hacerlo es meterlas en una bolsa de zip y darles golpes con cualquier objeto duro: un rodillo, una cazuela,…) y derretimos la mantequilla en el micro. ¿Preparados? ¡Podemos empezar!

¡Ah, se me olvidaba la música! Forma parte de todas mis mise-en-place. Hoy escucharemos:

Con todos los ingredientes preparados, sólo falta poner a punto los utensilios que necesitaremos. Sacamos un molde de  24cm de diámetro, lo untamos con mantequilla y lo forramos con papel de cocina (dibujamos la silueta del molde en el papel y recortamos un círculo para la base; luego cortamos una tira del alto del molde para los bordes). Para mezclarlo todo, usaremos unas varillas eléctricas. Por último, preparamos el horno: precalentar a 180ºC.

Y ahora sí que sí, ¡estamos listos para cocinar!

Mezclamos las galletas con la mantequilla y lo ponemos en la base del molde. Aplastamos bien para que quede nivelado y lo metemos en el horno durante 8-10 minutos a 180ºC (Jamie la hornea durante 10 minutos, pero cuando la hice mi galleta quedó demasiado tostada, así que os recomiendo dejarla un poquito menos). Pasado este tiempo, sacamos y dejamos que enfríe en una rejilla.

Subimos ahora el horno a 200ºC y dejamos precalentando.

Mezclamos el azúcar y la maizena. A continuación, añadimos el queso philadelphia y batimos bien hasta que quede suave. Añadimos los huevos y batimos bien. Echamos la nata poco a poco mientras seguimos batiendo. Por último, sacamos las semillas a la vaina de vainilla y las introducimos, así como la ralladura de limón (es mejor rallarlo al momento para que mantenga los aromas). Batimos todo bien.

Ahora sólo queda introducir la mezcla en el molde, nivelarlo bien con una espátula y meterlo al horno precalentado a 200ºC durante 40-45 minutos, hasta que esté dorado por arriba y los bordes se mantengan firmes. Para evitar que se dore demasiado, ponemos papel de aluminio por encima.

Una vez cocinada, sacamos la tarta del horno y dejamos que se enfríe. Luego dejamos reposar en la nevera durante 3h como mínimo o toda la noche.

Ahora sólo queda la salsa de arándanos. Ponemos los arándanos en una cazuela, espolvoreamos con el azúcar y salpicamos con un poco de agua. Dejamos cocinar a fuego lento durante 10 minutos y apartamos.

Ya sólo queda sacar la tarta de la nevera, desmoldar y colocar los arándanos encima.¡Cortamos y disfrutamos!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: