Chocolate Chip Cookies

¡Mis galletas de pepitas de chocolate! Les tengo un cariño especial… Creo que es la receta que más años llevo haciendo. Las descubrí cuando estudiaba en Reino Unido, en Birmingham. Estuve ahí 3 meses en un colegio cuando tenía 12 años y una de las extracurriculares que cursé fue “cookery” (cocina). Una tarde hicimos estas galletas y me enamoré de ellas. En España no es común encontrar estas “cookies” blanditas y jugosas a no ser que vayas a Starbucks o cualquier cadena Americana, así que para mí estas galletas fueron todo un descubrimiento.

A mi vuelta a casa, las hacía siempre que echaba de menos Birmigham y su gente. Esos 3 meses fueron maravillosos para mí y a menudo sentía nostalgia. Con estas galletas, conseguía viajar de nuevo. Cada bocado me transportaba a esas tardes de cocina en el colegio “New Hall” y me hacían sentir mejor. Ahora han pasado casi 10 años y la morriña ya no es tal, pero sigo haciéndolas a menudo y cada vez que saco el papel donde tengo anotada la receta, manchado con grasa de la mantequilla que llevan, sonrío al recordar esos buenos momentos.

Y no soy yo la única enamorada de estas galletas. A mi familia le pirran y a mis amigas les vuelve locas. Por eso las hago tan a menudo. ¿Merienda con amigas? Galletas. ¿Cumple de mi hermana? Galletas. ¿Tarde tonta en casa? Galletas. Cualquier excusa es buena para ponerse el delantal y preparar estas delicias. Pero para lo que más las hago es como regalo para amigos en sus cumples. Si las metes en un bote bonito quedan preciosas y es un regalo súper original y personal.

Lo que más me gusta de estas “cookies” es que con una misma receta base se pueden hacer mil combinaciones. Cuando las regalo, me gusta hacerlas de varios sabores porque siempre quedan más vistosas. Por eso son tan geniales. Lo que hago es preparar la masa y luego la divido en 4: a unas les pongo pepitas de chocolate, a otras M&M’s, luego otras con canela, pasas y avena, y también unas con chocolate negro y pepitas de chocolate blanco. Y éstas son sólo algunos de los posibles sabores. Hay mil posibilidades y, les pongas lo que les pongas, están riquísimas.

Para hacer la masa, necesitaréis lo siguiente:

Ingredientes

125 gramos de mantequilla pomada

180 gramos de azúcar moreno

1 cucharadita (teaspoon) de vainilla

1 cucharada (tablespoon) de leche

1 huevo

180 gramos de harina

1 cucharadita (teaspoon) de levadura

100 gramos de pepitas de chocolate

Para las variantes:

M&M’s: 1 bolsa de M&M’s de cacahuete (bolsa amarilla)

Avena y Pasas: 100 gramos de avena + 50 gramos de pasas + 1 cucharadita de canela en polvo

Black & White: 2 cucharadas de cacao en polvo + 1 tableta de chocolate blanco (Nestlé Postres o Milky Way)

En cuanto a los utensilios necesarios, basta con un bowl, unas varillas y una cuchara de madera. Se hacen muy fácil batiendo a mano, pero si no os apetece ejercitar brazos, unas varillas eléctricas o un robot de cocina funcionan perfecto también.

Esta tarde de galletas ricas ricas la ambientamos con:

Paso a paso:

Empezamos por precalentar el horno a 180º.

En un bowl, batimos la mantequilla (habrá que sacarla del frigorífico aprox. 45 minutos antes, para que tenga textura de pomada) con el azúcar, ayudándonos de unas varillas. A continuación, añadimos la vainilla (a mí me gusta mucho más el sabor de las semillas extraídas de la vaina fresca que el del extracto de vainilla o los polvos, pero todo funciona bien; utilizad lo que tengáis por casa), la leche y el huevo; batimos hasta que estén bien incorporados. Añadimos la harina y la levadura y mezclamos bien con la ayuda de una cuchara de madera (si lo estáis haciendo a mano, para mezclar la harina la varilla no funciona muy bien porque es una masa densa).

En caso de querer hacerlas sólo de un sabor, solamente quedaría incorporar las pepitas de chocolate y ya habriáis terminado. Luego sólo queda tomar cucharadas de la mezcla y ponerlas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, separandolas unos 2cm unas de otras, porque expanden un poco durante el horneado. Las cocinamos durante 15 minutos o hasta que estén doradas.

Si os apetece hacer varias combinaciones, como las que os he propuesto, tendréis que dividir la masa e ir añadiendo el resto de ingredientes. Os explico cómo lo hago yo. Primero, divido la masa en 4 (normalmente siempre hago los 4 sabores que os he indicado arriba porque mis amigas son adictas a ellos) y luego añado los ingredientes correspondientes a cada sabor:

Pepitas de chocolate: incorporo las pepitas a la mezcla y luego tomo cucharadas de la misma y las pongo en la bandeja de horno

M&M´s: tomo primero cucharadas de la mezcla (la básica) y las pongo en la bandeja; luego pongo los M&M’s encima: 4 por galleta, intentando que haya uno de cada color para que quede más vistoso

Avena y Pasas: añado la avena, las pasas y la canela a la mezcla; luego, tomo cucharadas de la misma y las pongo en la bandeja

Black & White: incorporo el polvo de cacao a la mezcla, tomo cucharadas y las pongo en la bandeja; luego, corto onzas de chocolate blanco por la mitad para que no queden trozos muy grandes y las introduzco en la masa, presionando un poco (unas 3 mitades de onza por galleta); si encontráis pepitas de chocolate blanco en vuestro super es mejor que utilicéis esas, porque aguantan mejor el calor que las tabletas de chocolate normales (yo utilizo la tableta porque a veces resulta difícil encontrar pepitas de chocolate blanco)

Una vez tenemos todas las combinaciones preparadas, metemos al horno y cocinamos igual que con las de pepitas de chocolate (15 minutos a 180º, o hasta que estén doradas). Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Si las vais a regalar o a llevar a alguna merienda, os recomiendo que las metáis en un bote bonito. Así quedan preciosas y parecen más apetecibles. Yo suelo ir a “Casa” que tiene cosas muy baratas y siempre encuentro botes bonitos por unos 3-4€. Las meto todas dentro, intercalando unos sabores con otros, y queda muy chulo. A la gente le encantan y ya véis lo sencillísimo que es.

En fin, éstas son mis galletas favoritas. Crujientes por fuera, blanditas por dentro. Sencillamente deliciosas. La próxima vez que vayáis a hacer galletas, acordáos de esta receta. ¡No os decepcionarán!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: