Light-sagna

¡Atención, atención! Hoy os traigo una recetaza sana y ligerita para estos días de verano: mi « light-saña » con papel de arroz. Un plato muy sencillo y relativamente rápido de preparar (en función del relleno que utilicéis) que hará las delicias de todos vuestros invitados, incluidos los que se estén cuidando un poquito estos meses.

El concepto es muy sencillo: capas de relleno dispuestas entre láminas de papel de arroz en lugar de placas de pasta. Al utilizar el papel de arroz, quitamos algo de calorías y además la convertimos en una receta apta para aquellos intolerantes al gluten, lo que puede resultar muy útil cuando tenemos huéspedes celiacos.

En cuanto al relleno, podéis elegir el que más os guste. Todos sabemos que el mundo de la pasta es casi infinito y prácticamente cualquier alimento bien tratado puede convertirse en el relleno ideal: desde el tradicional de carne y tomate, pasando por los de pescado y crustáceos o incluso sólo de verduritas, lo que la convertiría en un plato apto también para vegetarianos y veganos.

La receta que os propongo hoy es una fusión italo-japonesa. De la península botiforme tomo el concepto de lasaña y de la isla del otro lado del planeta las salsas y algunos ingredientes tan icónicos como la pasta miso o las setas enoki. Todo ello cubierto por un puré de calabaza especiado que no es muy italiano ni tampoco demasiado japonés, pero casa genial con el resto de ingredientes y es un interesante sustituto a la tradicional bechamel que napa las lasañas de toda la vida.

Explicado todo esto, podemos pasar a la lista de ingredientes que necesitaremos:

Ingredientes

6 láminas de papel de arroz

2 berenjenas lisas

1 cucharada de pasta miso

2 cucharadas de mirin

2 cucharadas de aceite de sésamo

1 cucharada de zumo de limón

1 cucharadita de miel

2 pechugas de pollo

250 gramos de setas enoki

Salsa wok (también puede ser salsa teriyaki o salsa de soja dulce)

1 calabaza tipo « butternut » o media calabaza redonda

1 cucharadita de canela

1 cucharadita de comino molido

1 cucharadita de ralladura de limón

1/2 cucharadita de nuez moscada

Semillas de sésamo negro (decoración)

Sal

Pimienta

Aceite de oliva virgen extra

Y como ingrediente opcional, aunque muy recomendable, una canción que nos anime el cocinado. Hoy os propongo ésta:

Paso a paso

Antes de empezar el cocinado, pondremos el horno a precalentar a 180º, pues lo necesitaremos tanto para preparar las berenjenas y el puré de calabaza como para cocinar la lasaña montada al final.

Una vez tengamos el horno precalentando, podemos ponernos ya a preparar el relleno de berenjenas al miso. Para ello, cortamos las berenjenas en 2 mitades en sentido longitudinal y hacemos cortes oblicuos en la carne de derecha a izquierda y de izquierda a derecha (sin llegar a cortar la piel) de manera que queden ralladas en forma de cuadrícula. Cuando tengamos los cortes hechos, las sal-pimentamos al gusto y dejamos que reposen mientras preparamos la salsa de miso. Para ello, en un bol pequeño, mezclaremos el aceite de sésamo, el mirin, la pasta miso, el zumo de limón y la miel. Una vez tengamos todo bien mezclado, lo verteremos sobre las mitades de berenjena (por la parte de la carne) con la ayuda de una cuchara, intentando que se introduzca entre los cortes que hemos realizado al principio. A continuación, juntaremos las mitades de berenjena con su mitad correspondiente y las envolveremos en papel de aluminio. Las introduciremos en el horno a 180º de 45 minutos a 1 hora, o hasta que veamos que están bien blanditas. Una vez cocinadas, sacamos las berenjenas del horno y, tras haberlas dejado enfriar un rato, las deshacemos con la ayuda de un tenedor (conservando también la piel de la berenjena) y reservamos.

En segundo lugar, atacaremos el relleno de pollo y setas enoki. Para ello, cortaremos las pechugas de pollo en tiras finas en sentido longitudinal y las sal-pimentamos. Separaremos también las setas enoki en unidades (normalmente vienen en bloques todas unidas por sus tallos), tratando de conservar la mayor cantidad de tallo que podamos. Una vez tengamos esto listo, pondremos al fuego un wok (o en su defecto una sartén) con un chorretón de aceite de oliva y, cuando el aceite esté caliente, introduciremos las tiras de pechuga de pollo y dejaremos que se doren bien. A continuación, añadiremos las setas enoki (bien lavadas) y saltearemos todo junto, desglasando justo después con un buen chorrito de salsa wok (que puede sustituirse por salsa teriyaki o salsa de soja dulce). Dejaremos que la salsa reduzca y las setas se cocinen, hasta conseguir una textura de noodle.

Por último, quedará preparar el puré de calabaza. Para ello, pelamos la calabaza y la cortamos de forma grosera en pedazos de unos 4 cm de largo y ancho. Dispondremos los trozos sobre una placa de horno y los mojaremos con un chorrito de aceite de oliva, espolvoreándolos a continuación con las especias (canela, comino, nuez moscada), la ralladura de limón, sal y pimienta. Una vez listos, los introducimos en el horno a 180º durante aproximadamente 45 minutos, o hasta que queden bien blanditos. Cuando estén cocidos, los sacamos del horno y trituramos bien con la ayuda de una batidora, hasta que quede una salsa bien lisa que será la que nape nuestra lasaña al final del montaje.

Ahora que tenemos todos los componentes de nuestra lasaña listos, podemos ponernos a montarla. Pero, para ello, antes necesitaremos adecuar la forma de las láminas de papel de arroz a la de nuestra fuente de horno, pues suelen venir en forma circular y lo más común es que preparemos la lasaña en un recipiente cuadrado. Para ésto, el proceso a seguir es muy sencillo: simplemente tendremos que poner las láminas de papel de arroz sobre nuestra fuente de horno y recortarlas con unas tijeras siguiendo los bordes de la misma. Una vez listas, como paso final antes de ponernos con el montaje, prepararemos un plato hondo con agua caliente, pues será en él donde mojaremos las láminas para reblandecerlas.

Cuando tengamos todo ésto preparado, podremos ponernos a montar nuestra « light-saña ». Empezaremos disponiendo una primera capa de de berenjenas al miso. Sobre ésta, colocaremos la primera de las láminas de papel de arroz, previamente reblandecida en agua caliente (pero sin dejarla demasiado blanda, pues resultará más complicado de manipular y de todos modos terminará por reblandecerse por completo durante el horneado). A continuación, ponemos una capa de pollo y enoki. Cubrimos con otra lámina de papel de arroz. Y así sucesivamente hasta terminar todo el relleno (aproximadamente 6 láminas de papel de arroz). Terminaremos cubriendo la última lámina con el puré de calabaza (que podemos utilizar también a modo de capa alternándolo con la de berenjenas y la de de pollo-enoki) y espolvorearemos sobre éste una cucharadita de semillas de sésamo negro. Una vez listo, introduciremos al horno durante 10 minutos a 180º para dorar un poco el puré y terminar de cocinar las láminas.

¡Y ya está nuestro platazo listo! Ahora sólo queda cortar y servir. ¡Que lo disfruten!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: